sábado, 13 de febrero de 2016

Fiesta de los Kintos en Navarrevisca (Ávila)

Los quintos de Navarrevisca son una fiesta que se celebra cada año, protagonizada por los jóvenes que ese año cumplen 18. 

A una altitud de 1.132 metros sobre el nivel del mar, y ocupando una superficie de aproximadamente 40 km2, Navarrevisca se encuentra a 50 kms de Ávila. Limita al norte con Navalosa, al sur con Serranillos y Mijares, al este con Villanueva de Ávila y al oeste con Serranillos y Navalosa.


Todo el pueblo acude el fin de semana que se celebran por ser una de las fiestas más reconocidas del pueblo. Antiguamente sólo eran los chicos quintos pero desde hace muchos años las chicas tienen el mismo protagonismo que los quintos. Desde que empieza la celebración los quintos llevan un sombrero negro con cintas de colores, son escarapelas o rosas colgadas para ser diferenciados del resto de las personas del pueblo.



Antiguamente también se engalanaban con pañuelos atados en forma de bandolera. Unos días antes de este fin de semana, que es justo 40 días antes de semana santa, se corta un árbol, que luego los quintos con ayuda de los veteranos del pueblo pondrán de forma perpendicular al suelo en la plaza, donde todo el mundo podrá ver en lo alto del tronco un pelele hecho por los quintos llamado Niñato, se fabrican unas `tijeras´ compuesta de dos troncos más pequeños atados con una cuerda para que la subida del tronco les resulte más fácil. Cuando el tronco ya está puesto en la plaza los quintos reparten limonada y pastas en agradecimiento por la ayuda. El origen del niñato no está muy claro. Puede venir de lo que en otros lugares llaman el mayo, que se colocaba para atraer la fertilidad de las mujeres.


También se dice que el niñato representa la figura de judas ya que el domingo de semana santa es bajado del palo y quemado por los quintos. Lunes de carnaval Es este día cuando los quintos agradecen a los habitantes del pueblo que formen parte de su celebración. Ataviados con botas de vino y tabaco, todos los quintos con una comitiva de amigos recorren el pueblo llamando a las puertas para invitar a limonada y tabaco. Siempre acompañados de canciones típicas de estas fechas. 


El Martes de Carnaval Las cintas o los gallos Los gallos se celebraban el martes de carnaval, día grande en los carnavales de Navarresvica.actualemente debido al nuevo calendario escolar se celebra el sábado de carnaval. Cada quinto, montado en su caballo, galopan para conseguir arrancar cintas que están colgadas a una cuerda, y que, antiguamente eran gallos. Cuando un quinto arranca la cresta al gallo( ahora cintas) es un motivo de alegría familiar, según la tradición celta era señal de que el quinto ya era un hombre de provecho, por lo que el padre invita a la ronda de todo aquel que quiera ser convidado. Cuando los quintos acaban de correr las cintas bajan a la ermita de San Antonio a dar tres vueltas con el caballo para pedirle al santo por ellos y por las novias. Y desde allí todos los quintos van de casa en casa de cada uno de ellos, sin bajarse del caballo donde son recibidos por las familias y los amigos. A su vez todo el pueblo va recorriendo también la casa de los quintos, en diferentes grupos, por lo que el martes de carnaval todos los bares permanecen cerrados, las casas de los quintos son las encargadas de dar de beber y comer a todo el pueblo. Sin duda el día más emocionante para un quinto y su familia “ a correr me ganarás y olé y olé Pues tienes mejor caballo Pero no me has de ganar y olé y olé A arrancar la cresta al gallo” El Miércoles de carnaval Un tradición perdida es “la tiznaera” consistía en quemar los corchos en la lumbre y recorrer el pueblo para marcar la cara de aquel que encontraran Todavía en la actualidad sigue manteniéndose la recogida de los huevos. Los quintos ayudados por un burro y un seron recorren el pueblo llamando de puerta en puerta y cantando canciones de carnaval para recoger los huevos que las gentes del pueblo les ofrecen. 












En todas las casas hay que cantar una o varias canciones y despedirse gritando “Vivan los huevos de tio Antonio” o de la casa en la que se encuentren.   

Esta entrada va con dedicatoria, tras la recomendación de Elisa y colaborar con los textos de la entrada solo queda dedicarte la mirada de hoy Eli, muchas gracias y pendiente queda esa fresquita.